sábado, 7 de abril de 2012

¿EXTREMA IZQUIERDA?

Quiero reivindicar algo que me resulta un poco ya manido y fácil de decir. Son cosas que debemos superar. Parece que cuando se critica a la derecha hay que dejar siempre claro, el equilibrio interno de quien lo hace. Parece que nos vemos en la obligación de dar un poco a todos los palos. “Ya que criticamos a la derecha, hagamos lo mismo con la izquierda”. Creo que no debemos acomplejarnos a la hora de decir lo que es la derecha... En mi opinión, decir, la derecha es tal o cual pero la izquierda es igual... no tiene utilidad, nos quedamos en las mismas. Es como si nunca dierais con la solución. Si un gobernante de derechas hace las cosas bien, será que es de izquierdas. Si un gobernante tira para la clase privilegiada, será que e s de derechas y se hace ver de izquierdas.

Y luego está lo de los extremos. Realmente, en este mundo no me parece que existan tales extremos... o quizás sí, pero en ese caso depende de donde situéis esos extremos tan repugnantes de los que habláis. Si consideráis extremista a Mao o a Stalin… ¿qué es el extremo? TODO, entonces. Sería mejor que no siguierais NADA ni a nadie. Pues todo es extremo y los socialdemócratas son los más extremistas y lo que más señalan a quienes buscamos alternativas políticas más justas. Acaso la muerte por hambrunas en el cuerno de África, totalmente evitable con ayuda internacional ¿no es extremo? ¿Es un extremista Obama? Porque puedo dar razones… y no hace falta ni que me lo curre.

Un extremista es el primero en descalificar llamando a los demás extremistas. De esta forma, él se sitúa en el centro aristotélico y ocupa el espacio de la razón absoluta.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar